La prohibición de Taiwán sobre la carne de vacuno de EE. UU. amenaza la fluidez de las relaciones comerciales

02/01/2010 1 comentario

Taiwán está tratando de establecer una relación más estrecha con su otrora enemigo China, mientras que sus lazos con EE. UU. se están viendo desvirtuados por la nueva prohibición sobre la ternera de origen estadounidense.

El Departamento de Agricultura estadounidense y la Oficina de Comercio de EE. UU. expresaron su preocupación tras la proposición del parlamento de Taiwán de efectuar una enmienda a la ley de sanidad alimentaria que prohibiría las importaciones de algunos productos de carne de vacuno proveniente de EE. UU..

El pasado martes, el parlamento de Taiwán propuso restablecer la prohibición sobre la carne de vacuno de EE. UU. por motivos de seguridad relativos a la enfermedad de las vacas locas.

El presidente de Taiwan Ma Ying-jeou decidió en octubre levantar las prohibiciones anteriores y permitir las importaciones de ternera de Estados Unidos, tras dos años de negociaciones entre Taipei y Washington. El parlamento decidió no apoyar la decisión de Ma Ying-jeou.

A causa de la prohibición propuesta, el ministro de economía Shih Yen-shiang explicó en el parlamento el miércoles que la reanudación de las negociaciones sobre un pacto de libre comercio con los EE. UU. se pospondrían indefinidamente.

Esta tensión comercial se produce cuando Taiwán está trabajando para mejorar sus relaciones comerciales con China, con la cual inició recientemente negociaciones sobre un pacto de libre comercio.

A pesar de las manifestaciones populares producidas en Taiwán a raíz del levantamiento de la prohibición de importación de carne de vacuno proveniente de EE. UU., el gobierno taiwanés siempre ha defendido que la carne importada cumple con todos los requisitos sanitarios y es totalmente segura.

  1. Antonio

    Menos mal que en España tenemos carne decente.

Tu comentario